lunes, 2 de noviembre de 2009

Agradecidos en el tiempo de perder

De la mano de la sociedad de consumo, la necesidad de ser "ganadores" y "exitosos" en todas las áreas de nuestra vida, se presenta ante nosotros como una gran presión. Estar en el grupo de los "perdedores" genera temor y descrédito.

Sin embargo, sin caer en el peligroso extremo de enamorarse de las derrotas, debemos admitir que muchas veces se aprende más en las pérdidas, que en las victorias.

En definitiva, toda persona equilibrada, lejos de creerse invencible e invulnerable sabe que "ganar" y "perder" son dos caras de la misma moneda. Un ejemplo claro de ello se da en la puja entre "tener" y "perder". Acceder a lo deseado siempre es una gran alegría, pero no es menos cierto que adherido a esa conquista, viene implícito el riesgo de perderla, pues solo se puede perder lo que se tiene.

Estas reflexiones aparentemente fuera de contexto, vienen a colación de que el embarazo de nuestro cuarto hijo, que les conté con tanta alegría en septiembre, se ha detenido y lo hemos perdido.

Las palabras de Job "Jehová dio, Jehová quitó, sea su nombre bendito"(Job 1: 21) fueron las primeras que resonaron en mi corazón al momento de conocer la noticia y a la hora de comunicarla a amigos y seres queridos.

En un principio fueron una expresión de fé frente a un episodio no deseado. Un reconocimiento de la aceptación de la voluntad soberana de Dios sobre nuestra vida más allá de nuestras propias aspiraciones.

Pero luego estas palabras se convirtieron en genuino agradecimiento, puesto que a pesar de la desilusión y la congoja que nos produjo esta pérdida como familia, recordé cuántos momentos de alegría nos había deparado esa diminuta persona, que no alcancé a conocer, pero que aprendí a amar en menos de tres meses que duró su vida.

El momento mágico del test de embarazo positivo junto a mi mujer.
Las caritas y lágrimas inolvidables de nuestros hijos cuando se lo comunicamos.
Aquella cena con los abuelos y los tíos que lloraron de emoción.
La primer ecografía.
Los abrazos alborozados, los chistes y la felicidad de tantos amigos.
Las mil y una discusiones y votaciones familiares por nombres de nena o de varón.
Volver a mirar con mi esposa las vidrieras de negocios de venta de ropa de bebé, "cochecitos" y cunas.
Darme cuenta de que aun puedo adaptarme a los cambios.
Las noches de insomnio llenas de proyectos y de sueños...

La tristeza de hoy no puede quitarme la alegría de ayer. Tampoco evitará la felicidad de mañana.

"Basta a cada día su propio mal" enseñó Jesús. Y como contracara de este pensamiento puede decirse "Disfruta cada día el bien que Dios te da".

Para aquellos que comprendemos que en esta vida terrenal nada es para siempre, me parece que el secreto para superar las inevitables pérdidas que fatalmente sufriremos en el camino hacia la vida eterna, pasa por este sencilla pero profunda enseñanza.

Gracias Señor, porque todo acontecimiento que entendemos como "pérdida" significa que hasta ese instante estábamos disfrutando de una enorme bendición.

jueves, 17 de septiembre de 2009

Los valores de nuestro tiempo según Quino










Luego de varios meses de ausencia obligada por causa de las dificultades en la vista que me produce la prolongada permanencia frente al monitor de la PC, vuelvo por estos lares para anunciarles una noticia y compartirles una reflexión.

La noticia: mi esposa está embarazada de nuestro cuarto hijo/a. Por felicitaciones dirigirse a Dios, el creador de la vida, porque fue una idea suya. Nosotros , como familia se lo agradecemos y estamos muy felices porque coincidimos en que la idea es genial, como todo lo que El hace.

La reflexión: como todo padre seré responsable de la educación de este nuevo hijo. No podré culpar a nadie más por las enseñanzas que reciba, los hábitos que adquiera, los ideales que abrace y los valores que sostenga.
El maestro Quino, lo deja muy claro en esta historieta, que con su habitual agudeza y claridad de conceptos expresa con sus geniales dibujos y unas pocas palabras la síntesis del problema moral del tiempo que nos toca vivir.
Es nuestra responsabilidad poner las cosas en su lugar.

miércoles, 15 de julio de 2009

Estudiantes de La Plata Campeón de Améríca 2009


No creo en las casualidades. El éxito es hijo de la causalidad.

Humildad.
Trabajo.
Pasión.
Temple.
Coraje.
Solidaridad.
Equipo.
Carácter.
Fortaleza.
Superación.
Optimismo.
Valentía.
Entrega.
Amor.
Heroismo.
Respeto.
Perserverancia.
Sentido de pertenencia.
Alegría.
Entusiasmo.
Renunciamiento.
Formación.
Destreza.
Convicción.
Organización.
Eficiencia.
Unidad.
Orden.
Planificación.
Habilidad.
Dedicación.
Memoria.
Estilo.
Voluntad.
Esfuerzo.
Sobriedad.
Prudencia.
Sacrificio.
Eficacia.
Motivación.
Inteligencia.
Liderazgo.
Familia.
Tradición.
Espíritu ganador.
Mística.
Gloria.

¡Estudiantes de La Plata!

viernes, 19 de junio de 2009

Viernes de humor gráfico y reflexión. Cuando menos es más.

No siempre aquel que tiene todos los recursos materiales es el que encuentra la mejor solución para resolver un problema. En algunas oportunidades, tener demasiado nubla la vista y no nos permite ver las cosas con claridad.

Contrariamente a lo que solemos pensar, la creatividad se desarrolla mejor en tiempos de escasez que en tiempos de abundancia, porque ante la falta de bienes materiales debemos exigir nuestra inteligencia al máximo y ello nos permite encontrar nuevas respuestas.

Al genial Albert Eisntein, le atribuyen estas palabras acerca de las crisis y las oportunidades que plantean:
"La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países porque la crisis trae progresos.
La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar "superado".
Quien atribuye a las crisis sus fracasos y sus penurias, violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones. La verdadera crisis es la crisis de la incompetencia"
.
Seamos agradecidos en todo tiempo y aprendamos a vivir tanto en la abundancia como en la escasez, sabiendo que no siempre la abundancia nos lleva a tomar buenas decisiones. A veces es preferible tener menos para aprender a administrar mejor.

jueves, 18 de junio de 2009

Al que te pida, dale


"Al que te pida, dale" Jesús (Mateo 5:42)

Me encanta mi ciudad y recorrer sus calles es siempre un paseo agradable.

La ciudad de La Plata tiene un trazado perfecto, numerosos espacios verdes, bellos edificios públicos, un pequeño pero atractivo centro comercial, acogedores bares y confiterías, miles de jóvenes estudiantes, barrios tranquilos donde el sol de las tardes de invierno calienta las veredas, diagonales, tilos y fútbol.

Pero al caminar por sus calles, como pasa en tantas otras ciudades de Latinoamérica, una faceta triste nos golpea y nos confronta con la dura realidad social que viven nuestros países. Son los cientos de personas, niños, jóvenes, y ancianos que deambulan mendigando.
Cada uno a su manera, las viejitas y las familias con bebés de brazos se sientan en las veredas concurridas extendiendo su mano en busca de solidaridad. Los chicos de la calle piden monedas en los restaurantes y en los semáforos. Los más jóvenes, solicitan dinero a cambio de servicios que nadie les pide: limpiando parabrisas de autos o cuidando coercitivamente los vehículos estacionados.

A cada paso nos encontramos con ellos, y en cada encuentro hay una decisión que tomar: dar o no dar.

Quienes eligen no dar tienen sus razones : que fomenta la vagancia, que los chicos son usados por sus padres, que el dinero recibido es usado para vicios, que no hay que dar dinero sino comida, que si le damos a todos los que nos piden no nos alcanzaría para nuestras necesidades, etc.

Por mi parte, y sin pretender hacer de mi decisión una dogma universal, sino simplemente para compartir un criterio personal, me encolumno entre los que deciden dar.
Si bien comprendo los argumentos para no dar al que mendiga, la realidad es que no puedo saber la situación real de cada uno. No siempre puedo comprarles algo para comer ni es lo único que se necesita para vivir. No puedo saber que harán con ese dinero. No puedo solucionar su problema de fondo, a algunos solo los veré una vez.
Pero recuerdo las palabras de Jesús y les doy lo que me piden, como una forma de compartir un poco de lo que yo tengo.
Sé que tengo otras responsabilidades sociales que cumplir además de ésta, pero ante todos los "no" y la indiferencia que recibe esta gente todos los días, en lo que a mí concierne, he resuelto que lo mejor es darles un "si", unas monedas y una sonrisa.

viernes, 12 de junio de 2009

Viernes de humor gráfico y reflexión. El poder de las palabras

Las palabras tienen un poder asombroso. A través de ellas se pueden expresar sentimientos e ideas que producen cambios en la realidad y en las personas que están a nuestro alrededor..

Con nuestras palabras podemos animar, consolar, alegrar, alentar, motivar, construir, unir.

Pero si no somos sabios y prudentes en la elección de lo que vamos a decir, es posible que nuestras palabras generen tristeza, decepción, dolor, heridas y conflictos.

Muchas veces no somos concientes de que el poder de nuestra lengua es superior al de nuestras manos.
El beneficio que produce una palabra amable es mayor que el de una caricia.
El daño que produce una palabra agresiva es mayor que el de un cachetazo.

Consejo útil para el matrimonio, los negocios, la política y la vida en general, dominar nuestra lengua es una tarea sumamente compleja pero absolutamente imprescindible para tener relaciones sanas, constructivas y armoniosas.


jueves, 11 de junio de 2009

El extraño caso del Sr. Julián Weich

El título bien podría pertenecer a una de esas novelas de suspenso que tan bien se venden en verano. Pero no se trata de eso. Nos estamos refiriendo al extraño y auspicioso caso de un señor que se dedica a conducir programas de televisión y que, si bien es bastante "personaje", en realidad es un hombre de carne y hueso.

Su nombre es Julián Weich. En mi opinión su trayectoria y su actualidad en la televisión vernácula ameritan un reconocimiento.

Los seguidores de este blog recordarán que en el mes de abril de 2009 publiqué un post titulado ¿El fin justifica "los medios"? o El espejo de la TV deforma donde criticaba la elección inescrupulosa de muchos protagonistas y programas televisivos que bajo la excusa demagógica de controvertidos lemas del estilo de: "es lo que quiere ver la gente" o "nosotros simplemente mostramos la realidad..." sacan rédito económico a mostrar de lo humano, lo peor.


He aquí, en Julián Weich, una extraña y elogiable excepción. En toda su trayectoria como conductor ha cuidado los contenidos de sus programas teniendo un criterio muy sano de lo significa hacer televisión "para toda la familia". No hay duda de que Julián ha elegido preservar la calidad de su lenguaje y de las temáticas a desarrollar, manteniendose a salvo de la onda "chavacana" que pareciera dominar el mercado televisivo, Lo ha demostrado desde el viejo "El agujerito sin fin", pasando por "Sorpresa y 1/2", "Expedición Robinson", y "Trato hecho" entre otros envíos.

Su último programa "Justo a tiempo" es un ejemplo de ello. Y felizmente tiene un gran éxito y excelente rating. No podía ser de otra manera. Apostar a lo bueno nunca es un mal negocio.

Por lo pronto, como padre, encontrar un conductor cuya participación en un programa de televisión garantice que en su contenido no habrá malas palabras, ni chistes de doble sentido, ni chicas desnudas ni temáticas inconvenientes para menores de edad, es algo para agradecer.
.
CLICK AQUI para leer nota a Julián Weich sobre el éxito de "Justo a tiempo"

viernes, 5 de junio de 2009

Viernes de humor gráfico y reflexión. Humildes en la victoria.

La auto-aceptación y la confianza en sí mismo son sentimientos positivos. Los necesitamos para crecer adecuadamente y desarrollar nuestro potencial en todas la áreas de la vida.

Pero cuando en el juego de las relaciones humanas comenzamos a mirar al otro desde arriba, desde el trono de la altivez, nos alejamos del ámbito de la sana seguridad personal para adentrarnos en el terreno de la ingrata soberbia.

La soberbia podría definirse como un sentimiento de superioridad frente a los demás que provoca un trato despectivo y desconsiderado hacia ellos. Nadie está exento de caer en sus redes.

Un buen consejo para evitarla sería no ceder ante la tentación de compararnos teniendo en cuenta sólo las virtudes y los triunfos. La soberbia precede a la caída. Analizarnos con ecuanimidad nos revelará un diagnóstico más equilibrado de nuestra real condición.

Que Dios nos ayude a no envanecernos en las victorias, a no tener más alto concepto propio el que debemos tener, a estar siempre dispuestos a aprender de los otros considerándolos como superiores a nosotros mismos.

Como Jesús enseñaba, es preferible sentarse entre los últimos y que sean los demás los que reconozcan nuestra valía invitándonos a ocupar un lugar más notable, que hacer alarde de nuestra propia excelencia y sentarnos entre los primeros, para terminar siendo avergonzados en público cuando nos retiren de ese lugar por "agrandados".
Que tengan un fin de semana espectacular... con toda humildad.

martes, 2 de junio de 2009

La Biblia: el mejor escudo

Un pastor evángelico salvó milagrosamente su vida cuando la Biblia que llevaba entre sus ropas evitó que la bala disparada por un delincuente impactara en su corazón, en el marco de un asalto perpetrado en un templo de la localidad mendocina de Rodeo del Medio.

No es la única manera en la que La Biblia ha librado a alguien de la muerte.

Este maravilloso libro también ha salvado las vidas de aquellos que han optado por poner en práctica sus enseñanzas y de esta forma ha protegido sus corazones de los impactos mortales que producen las adicciones, la sexualidad irreponsable, la violencia y la falta de prudencia para tomar decisiones.

En muchos otros casos sus páginas han detenido las balas de aquellos que estando al borde del suicidio encontraron a través de sus palabras una razón para seguir viviendo.

Estos otros milagros suceden todos los días pero estas noticias no salen en los diarios, sino que se inscriben en otro Libro que se escribe en el Cielo.

CLICK AQUI para leer la noticia completa

viernes, 29 de mayo de 2009

Viernes de humor gráfico y reflexión. Fiel hasta la muerte.

La decisión de ser fiel hasta la muerte ¿terminará siendo patrimonio exclusivo del amor de los perros por sus amos?

La cantidad de parejas que en estos tiempos han abandonado esta promesa, separándose ante el primer conflicto que aparezca durante la convivencia matrimonial, sumadas a aquellas otras que, aunque continúan unidas, sostienen que es imposible cumplir con esta exigencia y se permiten mutuamente infidelidades mientras no se hagan públicas, parecen poner en duda que la fidelidad conyugal continúe siendo una característica de la pareja humana.

Contrariamente a lo que indican los cambios culturales, que la hacen aparecer como una costumbre pasada de moda, la fidelidad conyugal es un mandamiento divino que resulta indispensable para la felicidad y el éxito de todo matrimonio.

Pero además, la promesa de fidelidad ha trascendido los textos bíblicos, para ser receptada por nuestro ordenamiento jurídico. Las normas legales vigentes en materia de familia, sostienen el deber de fidelidad y consideran al adulterio como una causal de divorcio.

Luego de 15 años de casado y unos cuantos más de novio con la misma mujer, puedo dar fe que la fidelidad no solo es posible, sino que es una experiencia sumamente gratificante. La confianza, la auto-estima y el equilibrio emocional que trae aparejada a nivel personal es una realidad incontrastable y la seguridad que da a los hijos que los padres sean un matrimonio que se ama con fidelidad es incomparable.

Tomar la firme decisión de mantenernos fieles a nuestra pareja y a nosotros mismos para no poner en riesgo el amor del cónyuge, la armonía del hogar, la felicidad de los hijos y la integridad moral a cambio de un rato de placer pasajero es una de las decisiones más trascendentes de la vida.

Hagamos que la fidelidad sea cosa de hombres y no tan solo de perros.
Que tengan un lindo fin de semana.

miércoles, 27 de mayo de 2009

Desabróchense el cinturón, vamos a hablar de sexo.

En Internet el sexo sobreabunda. Dicen que mueve millones de dólares. Todo sitio que se precie tiene algún gancho relacionado con el tema. Pero hasta ahora, este blog tiene menos sexo que la revista "Chacra". Ya es hora de sumar algún contenido con esta etiqueta. No sé si será muy comercial, pero espero que sea útil.

Hace alguños años un amigo del alma me invitó a su casamiento. Se había enamorado de una cordobesa preciosa y, por supuesto, tuvo que ceder la localía de la ceremonia. A Córdoba fuimos.

El casamiento se realizó en una iglesia cristiana evangélica. Novia y novio muy elegantes, familia, amigos, flores y marcha nupcial. Mi amigo me había pedido que participara dirigiendo algunas canciones de alabanza a Dios. Cantamos. Oramos. Todo normal.

Hasta que el pastor que tenía a su cargo el sermón (un lúcido y sabio anciano de cabello canoso y apariencia de abuelo de cuento), luego de reflexionar sobre la importancia del matrimonio y de dar a los contrayentes los tradicionales consejos bíblicos, dijo estas palabras:

- Ahora vamos a hablar de sexo!

Acto seguido, y ante el estupor de la concurrencia, comenzó a desabrocharse el cinturón, y jalar del mismo hasta quitarlo completamente de su pantalón. Los murmullos y la exaltación general eran indisimulables. Yo estaba fascinado. Todo aquello que se salga de los cauces de lo esperable me apasiona. Aquel hombre había captado la atención de todos los asistentes, como la tuya en este momento.

Su cinturón era uno de esos reversibles, así que quitó la hebilla y la separó de la correa de cuero. Dijo:

- El matrimonio es como este cinturón. La correa representa el amor, la hebilla representa el sexo. El amor es la parte más grande e importante, el sexo ocupa menos espacio. Pero así como la correa sin hebilla no forma un cinturón, sin buen sexo el matrimonio no cierra. Asimismo, la hebilla sin la correa no sirve para nada!
El sexo une al matrimonio y el amor lo sostiene.

Qué maestro...

Nota del autor: El lúcido y sabio anciano era el Pastor Raúl Caballero Yoccou.

martes, 26 de mayo de 2009

Argentina Patria Nuestra

La idea que esbozé en el post de ayer respecto de la diferencia de sentir a la Argentina como nuestra patria o nuestro país, me ha llevado a escribir éstas líneas que les quiero compartir:


Porque el país, a veces, puede llegar a dejarse,
pero la Patria va con uno siempre, a todas partes.
Porque el país es la historia, pero la Patria es la gloria.
Porque el país es nostalgia, pero la Patria se añora.
Porque el país se recuerda, pero la Patria se anhela.
Porque el país se imagina, pero la Patria se sueña.
Porque al país se llega, pero a la Patria se vuelve.
Porque el país se critica, pero la Patria duele.
Porque el país se disfruta, pero la Patria se goza.
Porque el país da bronca, pero por la Patria se llora.
Porque el país es palabra, pero la Patria, las voces
Porque el país se visita, pero la Patria se conoce.
Porque el país es el mapa, pero la Patria es el viaje.
Porque el país es la imágen, pero la Patria el paisaje.
Porque del país, tan solo, somos meros espectadores,
pero de la Patria, todos, sus principales actores.
Porque el país se respeta, se dirige, se gobierna,
pero la Patria se sirve, se construye, se lidera.
Porque al país, muchas veces, con otros se lo compara,
pero la Patria es única y no se cambia por nada.
Porque el país acontece, pero la Patria se hace,
yo seguiré luchando sin importar lo que pase.
Porque país se tiene, pero Patria se es,
seré siempre soldado del ejército del bien.
Porque el país se piensa, pero la Patria se siente,
por mis padres, por mis hijos, por mis amigos, por mi gente,
levantaré mi oración: que llegue muy pronto el día
en que este país se convierta, finalmente, en Patria Nuestra.
Será la Patria de todos, no más la tuya o la mía.
El sueño se cumplirá y sanarán las heridas.
Veremos con nuestros ojos a esta Bendita Argentina,
crecer próspera, justa, solidaria y unida.

lunes, 25 de mayo de 2009

Día de la Patria

Hoy 25 de Mayo, celebramos un día de la Patria especial. Comienzan los festejos por el Bicentenario de nuestra historia nacional.

Definir a la "Patria"es algo que va más allá de la etimología de la palabra, pero ésta siempre es un buen punto de partida. En latín "patrĭa" significa familia o clan y "patris" es la tierra de los padres.

La Patria entonces sería aquello que une lo geográfico con lo emocional. Es la tierra de los padres. la familia grande. Aquella tierra a la que un individuo se siente ligado por vínculos sentimentales, afectivos, culturales o históricos.

El homenaje a la patria entonces va más allá de cuestiones formales o protocolares, porque la Patria es, en escencia, un sentimiento colectivo de pertenencia.

Es el recuerdo de la historia del Cabildo Abierto, de French y Berutti y de La Primera Junta de Gobierno. Pero sobre todo es el recuerdo de la historia de mis abuelos, de mi padres, y la mía propia.

Es el presente que cada día reflejan los diarios en la sección de política nacional, sociedad, arte y deportes. Pero es, ante todo, mi barrio, mis amigos, el lugar de mi vida.

Es el futuro de una nación que a 200 años de su fundación , todavía anda buscando definir su identidad, sanar sus heridas y construir un proyecto de país que nos permita a todos sus habitantes realizar nuestros sueños. Pero es, ante todo, el futuro de mis hijos y mis nietos.

Por eso, hoy quiero elevar una oración a Dios pidiendo su bendición, su protección y su guía para Argentina y comprometerme nuevamente ante El a servir a mi patria con pasión.

Porque solo si abrazamos el sentimiento de que "este país", al cual tantas veces los argentinos criticamos como si nos fuera extraño, en realidad es "nuestra Patria" lograremos el compromiso de trabajar unidos para construir la Argentina que soñamos.

CLICK AQUÍ para ver el video del Himno Nacional cantado por Patricia Sosahttp://www.youtube.com/watch?v=b1rVuA0ClWM

viernes, 22 de mayo de 2009

Viernes de humor gráfico y reflexión. La libertad de pensamiento

La privación de la libertad física es una de las situaciones más difíciles de atravesar para una persona.

La imposibilidad de decidir adonde ir, con quien estar o qué hacer es realmente un castigo duro de sobrellevar.

¿Pero cuántas veces, sin estar presos, nos sucede que es nuestra libertad de pensamiento la que se encuentra encarcelada?

Por más que lo han intentado, no hay régimen de gobierno ni sistema político que pueda impedirnos ejercer nuestra libertad para pensar.

Las dictaduras intentan por la fuerza imponer sus ideas. Las democracias tienen algunos líderes que a través del clientelismo político pretenden comprar al menor precio posible la libre decisión de nuestro voto.


Las posturas dominantes en la sociedad de consumo, el concepto de lo "políticamente correcto" y aún las circunstancias de nuestra vida o la educación que hemos recibido pueden conspirar contra nuestra libertad de pensamiento.

Pero debemos saber que nuestras ideas y creencias son tan íntimas y personales que en definitiva, las llaves para librar nuestra mente de toda prisión siempre están en nuestras manos.

Que disfruten el fin de semana pensando con libertad.

miércoles, 20 de mayo de 2009

Las miradas y visiones de Martin Luther King

Días atrás un grupo de manifestantes anti-semitas atacaron ferozmente a los participantes de una concentración de judíos en la ciudad de Buenos Aires, generando el repudio del gobierno argentino y de las autoridades israelitas.

Pero lamentablemente no es el único acto de discriminación racial que tiene lugar en nuestras calles.

Inmigrantes bolivianos, paraguayos y peruanos son rechazados por su origen y sus costumbres.
Ciudadanos chinos y coreanos, también son resistidos y últimamente, inmigrantes de raza negra principalmente llegados desde Senegal sufren las consecuencias de los intolerantes que los desprecian por su color de piel.

Si bien todavía son excepcionales los ataques mortales como en otras latitudes del mundo (Europa tiene graves problemas raciales) creo que el tema merece nuestra reflexión y la decisión de educar para la inclusión y la tolerancia.

Pensando en estas cosas, recordé una historia que protagonizó el Pastor Bautista Martin Luther King, Premio Nobel de la Paz y luchador incansable por la igualdad de derechos, que nos deja una profunda enseñanza.

"En cierta ocasión Martín Luther King se encontraba a punto de dar una de sus famosas conferencias acerca de los derechos humanos, cuando notó que un pequeño niño de color negro se encontraba al frente de su auditorio. Se sintió sorprendido y preguntó a uno de sus ayudantes, al respecto, este le indicó que había sido el primero en llegar.

Cuando terminó su discurso se soltaron globos de diferentes colores al cielo, los cuales el pequeño no dejaba de mirar. Esto llamo la atención de Martin Luther King, quien abrazándolo lo levantó en brazos.

El pequeño lo miró fijamente y le preguntó: "¿Los globos negros también vuelan al cielo?"

Martin lo miró dulcemente y le contestó:
"Los globos no vuelan al cielo por el color que tengan, sino por lo que llevan dentro... "
¿Llegará el día en que los hombres aprendamos a mirarnos como Dios nos ve, y no según el color de nuestra piel?

martes, 19 de mayo de 2009

David, el hombre detrás de la escultura

"Desde hace 505 años, el David que Miguel Angel imaginó antes o después de enfrentar a Goliat, resiste erguido. Resiste porque sobrevivió a la sacudida de un rayo, a la amputación de un brazo, a un temblor y a un loco que lo atacó a martillazos. Pero las consecuencias no fueron gratuitas para este ícono renacentista de armonía: tiene grietas que amenazan su estabilidad y los investigadores temen que no resista un terremoto. Por eso, por primera vez en sus años de "vida", cuatro universidades se unieron para diseñar proyectos digitales, estudiar su "estado de salud", descifrar por qué se originan las grietas que podrían desestabilizarlo y salvarlo de sufrir más daños."

Esa es la noticia que da cuenta de los esfuerzos por mantener en perfectas condiciones a el "David", una de las obras de arte más admiradas de la historia. ¿Pero cuántos de los millones que han mirado su imagen, tienen una visión completa del hombre que rememora la escultura?

David fue un hombre que vivió la vida apasionadamente. Versátil como pocos, se destacó en numerosas facetas y fue un triunfador en todo lo que emprendió.

Pastor de ovejas durante su primera juventud, demostró su coraje matando osos y leones para proteger su rebaño.
Excelente músico, ejecutaba maravillosamente instrumentos.
Valiente soldado, defendió a su pueblo enfrentando al gigante Goliat, un guerrero más experimentado y fuerte que él.
Compositor y poeta, escribió cientos de Salmos que actualmente continúan siendo de inspiración para la vida espiritual de millones de personas que adoran a Dios a través de sus creaciones.
Gran estratega militar, llevó a su ejército a la victoria conquistando tierras y posesiones.
Líder político y sabio gobernante, fue el mejor rey que tuvo Israel en su historia.

Pero no fueron estas actividades la prioridad en su vida: lo más trascendente en la vida de David fue la profunda relación que lo unía a Dios. Buscaba cada día su consejo y su propósito antes de tomar cualquier decisión. Y aunque, como hombre, tuvo sus defectos y cayó en situaciones reprochables, aún siendo poderoso estuvo dispuesto a humillarse ante El, reconocer sus errores y cumplir su misión con responsabilidad.

David, el hombre destrás de la escultura.
David, un hombre de acuerdo al corazón de Dios, digno de nuestra admiración.

CLICK AQUÍ para leer nota completa

lunes, 18 de mayo de 2009

¿Será Justicia?

Todos los que trabajamos en cuestiones relacionadas con la Administración de Justicia, tanto los abogados y los miembros del poder judicial, como aquellos que alguna vez han acudido ante los Tribunales en busca de alguna decisión que protegiera sus derechos, conocemos perfectamente el prolongado tiempo que tardan los procesos en llegar al dictado de las sentencias.

Hay que tener una gran determinación y constancia para atravesar el sinnúmero de obstáculos (algunos debidos a las normas procesales y otros con origen en la escasez de recursos de este Poder del Estado) que separan a las demandas de su correspondiente pronunciamiento.
Para aquellos a los que debe proteger, si la Justicia tarda años en llegar, por lenta deja de ser justa. Para aquellos a los que debe condenar, por lenta deja de ser efectiva, por cuanto su inacción se convierte en una ventaja para los que incumplen la ley deliberadamente.


Pero según un informe del diario Clarín de ayer, no solo es difícil llegar al dictado de sentencias sino también lo es lograr que éstas sean cumplidas. En especial cuando las condenas recaen contra el Estado o contra las grandes empresas prestadoras de servicios en el país, que han encontrado la manera de evitar el cumplimiento de las órdenes judiciales de manera indefinida.

Dice el artículo: "El aumento retroactivo a más de cien mil jubilados, la construcción de rampas para discapacitados en las estaciones de trenes, la atención al público personalizada en las empresas telefónicas, hasta la creación de un hogar de tránsito para los chicos de la calle en La Plata. Más que buenos deseos, son sentencias obligatorias que ha dictaminado la Justicia y que no se cumplen"

En mérito al informe periodístico mencionado, resulta más fácil comprender la razón por la cual Argentina todavía no ha logrado la prosperidad esperada de acuerdo a los recursos naturales que posee y a las oportunidades que ha tenido a lo largo de su historia.

¿Se acuerdan de las palabras del Ex Presidente Eduardo Duhalde cuando decía: “Argentina es un país condenado al éxito”? Ahora entiendo que es lo que está fallando. Parece que por estas tierras, el Estado y sus prestadoras de servicios nunca cumplen una condena.


CLICK AQUI para leer la nota completa
http://www.clarin.com/suplementos/zona/2009/05/17/z-01920107.htm

viernes, 15 de mayo de 2009

Viernes de humor gráfico y reflexión. Tradiciones que atrasan

Tradición proviene del latín "traditio", y éste a su vez de "tradere"que quiere decir: "entregar". Es tradición todo aquello que una generación hereda de las anteriores que, por estimarlo valioso, lega a las siguientes.

Muchas veces hacemos las cosas siguiendo la tradición. Son procedimientos que nos han sido enseñados: "esto se hace así". Los repetimos sin cuestionarnos nunca si existen otras alternativas superadoras.

¿Pero como distinguir aquellas tradiciones que son valiosas para todo tiempo y lugar, de aquellas otras que solo son costumbres que pertenecen al pasado y nos impiden lanzarnos hacia el futuro para disfrutar todas las ventajas que cambios positivos nos pueden ofrecer?

Creo en valores que son universales y válidos para todos los tiempos. Son aquellos principios que Dios nos ha legado a través de La Biblia y que le dan a la humanidad un Norte moral para no perderse en el laberinto sin salida del relativismo. Ante ellos, soy conservador.
.
Pero en todo lo demás, en lo relacionado con las formas, con los procedimientos, con las estrategias, con el modo de hacer nuestras tareas, considero que tenemos que estar abiertos a todo lo que nuestra creatividad pueda inventar y a todos los cambios que nos permitan alcanzar mayor eficacia y eficiencia en lo que hacemos.
.
Superar el temor a lo nuevo, vencer la resistencia al cambio, y tener una actitud abierta a adoptar novedosas y más excelentes maneras de hacer las cosas, es un desafío que vale la pena aceptar. Sin importar la edad que tengamos ni la experiencia acumulada, siempre hay algo por aprender.

Aquellos que están dispuestos a vivir aprendiendo, no envejecen, evolucionan.

jueves, 14 de mayo de 2009

Día del futbolista

Permítanme en el día de hoy hacer un alto en el análisis y reflexión de los temas que nos preocupan, para realizar un homenaje a todos aquellos que celebran el 14 de mayo su día, el Día del Futbolista.

A través de estas líneas quiero recordar y agradecer a todos los jugadores que con su entrega, dedicación, esfuerzo, disciplina, talento y habilidad, llevan alegría y diversión con su juego a millones de fanáticos del deporte más bello del mundo.

Como jugador de fútbol que trabaja de otra cosa (vean las publicidades de Gatorade, en los enlaces al pie de este post, son excelentes) vaya mi admiración y gratitud para aquel que, a mi juicio, es en este momento el mejor ejemplo de un jugador que reúne las condiciones más valiosas en un deportista:
un talento extraodinario, un espíritu inquebrantable dentro de la cancha que lo lleva a no rendirse nunca, un líderazgo positivo para su equipo, y por último, un elemento sentimental que en este fútbol super-profesionalizado casi nadie conserva: amor por la camiseta.

Gracias Juan Sebastián Verón por querer tanto a mi club, Estudiantes de La Plata y por dejarme en cada partido que te veo jugar, con la boca abierta de admiración por tu fútbol sorprendente y con el corazón caliente por tu entrega incondicional.

Publicidad del futbolista que trabaja de psicólogo
http://www.youtube.com/watch?v=45IeW3tHIUU

Publicidad del futbolista que trabaja de maestro de música
http://www.youtube.com/watch?v=IjXt2P9uboA

Publicidad del futbolista que trabaja de médico
http://www.youtube.com/watch?v=rbQia0POYkw

miércoles, 13 de mayo de 2009

El secreto del éxito

El éxito que consigue todo contenido que enseñe cómo conseguir el éxito es impresionante. En la esperanza de captar la atención de algunos fanáticos de estas fórmulas titulé mi post de hoy de esta manera.

¿ Saben cuantos resultados tiene el buscador de Internet Google para la entrada "El secreto del éxito"? 1.950.000 . Cada uno de estos contenidos asegura tener la fórmula secreta para alcanzar el éxito.
La verdad, para ser un secreto parece haberse divulgado demasiado.

Transcribo a continuación algunas de las frases más interesantes.

Muchos autores resaltan la determinación y la perseverencia:
"Se alcanza el éxito convirtiendo cada paso en una meta y cada meta en un paso" C.C. Cortéz
"El éxito consiste en vencer el temor al fracaso" Charles Augustin Sainte-Beuve
"En éxito es aprender a ir de fracaso en fracaso sin desesperarse" Winston Churchill

Otros exaltan la actitud:
"Para obtener éxito en el mundo, hay que parecer loco y ser sabio" Montesquieu
"Para tener éxito debemos hacer todo lo posible por parecer exitosos" Francois de la Rochefoucauld

Algunos afirman que no hay secreto:
"No hay secretos para el éxito. Este se alcanza preparándose, trabajando arduamente y aprendiendo del fracaso" Colin Powell
"No sé cual es la clave del éxito, pero la clave del fracaso es intentar agradar a todo el mundo" Bill Cosby

Están también los que apelan al humor:
"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla está hecho" Groucho Marx
"Mas de uno le debe el éxito a su primera esposa, y su segunda esposa a su éxito" Jim Backus

Yo también tengo mi secreto. Generalmente no se lo digo a nadie porque sé guardar un secreto, pero con Uds. que son lectores fieles, haré una excepción:

"El secreto del éxito es tener éxito en lo secreto"

Les deseo de todo corazón que alcancen esta clase de éxito, porque es la llave para alcanzar todo lo demás.

martes, 12 de mayo de 2009

Informados sí, deprimidos no


En su canción "Eclipse de mar", el español Joaquín Sabina le dice a su amada: " hoy amor, igual que ayer, como siempre el diario no hablaba de ti, ni de mí"

Esta sensación de que los medios no hablan de las cosas buenas que nos pasan es cada vez más frecuente y preocupante. Siempre me ha gustado estar bien informado. Lo considero una obligación moral para el cumplimiento de mi misión en el mundo. Si pretendo transformar algo para bien, primero debo conocer qué es lo que está mal o cuales son aquellas cosas que pueden mejorarse.

Sin embargo, últimamente he decidido leer menos diarios, ver menos noticieros de televisión y escuchar menos noticias en la radio. De forma empiríca comprobé que saturarme de noticias afectaba mi ánimo y mi habitual optimismo. Ahora he descubierto que hay un estudio que explica científicamente el proceso cerebral que ocasiona esta depresión post-informativa.

En la nota de ayer, les contaba que los medios tienen parámetros para decidir cuales de todos los sucesos que acontecen a diario serán "noticia" y que éstos reciben el nombre de criterios de noticiabilidad. Los más comunes son:

- actualidad: sucesos recientes.

- imprevisibilidad: sucesos inesperados.

- implicación: sucesos que afecten directa o indirectamente al público.

- proximidad: sucesos ocurridos en lugares cercanos.

- conflictividad: sucesos que alteren el orden y la paz social .

- negatividad: sucesos desgraciados.

La razón de la angustia que sentimos cuando consumimos mucha información es que los medios han elegido estas dos últimas características como prioritarias, ya que al parecer las "malas noticias", los sucesos de carácter negativo y violento, suscitan un mayor interés.

Estudios de la facultad de Medicina de la Universidad de Pennsylvania demuestran que durante la exposición a las malas noticias se activa en nuestro cerebro una tensión que nos lleva a querer saber más, pero que a la vez, produce ansiedad y depresión. Estos efectos continúan durante bastante tiempo aún después de haber cesado la información.

Las miradas sobre lo noticiable deben cambiar. Nuevas visiones periodísticas transformarán la influencia de los medios de comunicación en algo positivo y enriquecedor. Mientras tanto, estar bien informados es importante, pero los cristianos no debemos permitir que los noticieros nos hagan perder el buen ánimo y la tranquilidad de espíritu con su incesante anuncio de desastres, tragedias y calamidades.

¡No justamente a nosotros que hemos sido llamados a llevar las "buenas noticias" del evangelio!

viernes, 8 de mayo de 2009

Viernes de humor gráfico y reflexión. Metas infladas, conquistas explosivas

La conquista de una meta puede ser una gran alegría o una tremenda desilusión. Cuando después de años de esfuerzo y dedicación, descubrimos que estamos en la cima de la montaña equivocada un sentimiento de derrota y frustración nos invade el corazón.

Es similar a la sensación que tienen a diario millones de consumidores que siguiendo el oráculo del marketing y la publicidad se han dejado convencer de que lo que les falta para ser totalmente felices es el último modelo de celular o de televisor de L.C.D. Después de usar imprudentemente la tarjeta de crédito para adquirir esos objetos del deseo, nuevos productos que superan a los suyos salen al mercado, la burbuja de la felicidad se pincha, la alegría se va y las deudas se quedan.

Lo mismo le sucede a aquellos hombres y mujeres que, obsesionados con el progreso económico y profesional están dispuestos a renunciar a las cosas más valiosas de la vida como disfrutar la infancia de los hijos o compartir momentos únicos en la compañía de sus afectos, con tal de conquistarlo.

Alcanzada la meta descubren que para no perder el nivel de vida que han logrado, deben venderle sus días al trabajo. Para cuando se disponen a disfrutar de aquello que han conseguido, muchas veces ocurre que, en su ausencia, la familia se ha desinflado hasta desaparecer.

¡Cuantos hay que se han puesto como meta la búsqueda del placer y celebran cada conquista como si se tratara de un triunfo deportivo! Suele suceder que al tiempo de plantar la bandera que les permite entrar al selecto círculo de los "ganadores", les explota la soledad en el alma, justo a esa edad en la ya no es tan fácil construir un amor profundo y sincero, como el sus amigos felizmente casados.

A la hora de establecer las metas que queremos conquistar en nuestra vida, conviene que previamente analicemos cuales son las prioridades que debemos elegir para lograr la felicidad que todos, absolutamente todos anhelamos.
Que disfruten el fin de semana junto a sus afectos.

jueves, 7 de mayo de 2009

Miradas y visiones sobre la honestidad de un taxista

El 22 de abril de este año, Santiago Gori, un taxista de 49 años de La Plata, la ciudad más linda del mundo (dicho esto con absoluta subjetividad) fue protagonista de una historia que enaltece los valores que convierten a un hombre en una persona de bien.

Al final de un viaje, encontró en el asiento trasero de su taxi, un bolso con 130.000 pesos argentinos, el equivalente a unos 35.000 dólares. A través de los datos que extrajo de la documentación extraviada junto al efectivo, logró ubicar a los pasajeros y les devolvió el dinero y la sonrisa a los despistados dueños.

Si bien estuve tentado a hacer un comentario sobre esta historia desde el día en que salió en la tapa de los periódicos locales, consideré que no era necesario destacar con tanta admiración un hecho que debería ser considerado como la reacción normal ante el hallazgo de cualquier objeto perdido, ya sea dinero o cualquier otra cosa de valor.

Aunque lamentablemente, en los tiempos que vivimos, resulte extraordinario por lo inusual, no me ha decidido a escribir sobre este hecho el preciado y elogiable gesto del taxista, sino la reacción mediática y popular ante su honestidad.
Soplan vientos de esperanza para el resurgimiento de los valores que nos librarán de seguir haciendo honor a las palabras de Discépolo en su tango Cambalache: "el que no afana es un gil" (en dialecto lunfardo: el que no roba es un tonto)

Las miradas que habitualmente otorgaban a los protagonistas de actos honestos un sesgo de ingenuidad, y hasta de cierta estupidez, han evolucionado hacia visiones de mayor reconocimiento y valoración social de la conducta honrada y del hombre que elige el camino de la rectitud haciendo lo correcto.
La visión de una sociedad en la que la virtud triunfe sobre el materialismo es algo para celebrar.

Muestra de ello, es la creación de un sitio web en reconocimiento a la honestidad de Santiago, a través del cual todos los que así lo deseen, pueden hacerle llegar sus felicitaciones, hacerle algún regalo, o donarle servicios, como un gesto de gratitud por haber cumplido la Regla de Oro de la ética que Jesús nos enseñó: "En todo traten ustedes a los demás tal y como quieren que ellos los traten a ustedes" La Biblia (Mateo 7:12 NVI).


CLICK AQUÍ para sumarse a la cruzada.

martes, 5 de mayo de 2009

Ritos mortuorios: ¿frío o caliente?

Desde las célebres momias y pirámides egipcias hasta nuestros actuales entierros en cementerios, cada pueblo ha tenido sus ceremonias y costumbres a la hora de decidir qué hacer con sus muertos.

Recientes artículos periodísticos marcan las nuevas tendencias y opciones para el destino final de los cuerpos­: la cremación y la criogenización.

Según estos informes, la cremación está ganando terreno frente a la tradicional sepultura. Evitar los gastos perpetuos que genera el servicio de cementerios ha incrementado su elección.
En este procedimiento el cadáver se mete en un gran horno y se incinera hasta ser reducido a cenizas que se entregan a los familiares para que estos dispongan su ubicación póstuma. Arrojarlas al mar, en el jardín de la casa o en el campo de juego del equipo de fútbol preferido son las opciones más comunes. Otros prefieren conservarlas en una pequeña urna en algún lugar del hogar.

En el otro extremo climático, la criogenización es un sistema de conservación de las estructuras biológicas mediante frío, con la esperanza de que nuevas tecnologías puedan devolverles la vida.
Consiste en congelar a la persona muerta a 196 grados bajo cero. Se puede congelar todo el cuerpo o solo la cabeza, apostando a que en el futuro puedan fabricarse cuerpos apropiados para estas. Actualmente hay 200 personas congeladas y más de dos mil ya firmaron su contrato para ser criogenizados. La demanda de este servicio promete crecer en los próximos años en forma significativa.

Más allá de preferencias y costumbres, desde este blog creemos que estas cuestiones no deberían preocuparnos excesivamente.
Las palabras de Dios en el Apocalipsis “Por tanto, como no eres ni frío ni caliente, sino tibio, estoy por vomitarte de mi boca" (Ap. 3:16 N.V.I) no tienen nada que ver con ritos mortuorios. Por el contrario, condenan la tibieza de aquellos que no abrazan su fe con pasión y compromiso mientras aún están con vida.

lunes, 4 de mayo de 2009

El calentamiento global y el tránsito nuestro de cada día

Hace un tiempo vi "Una verdad incómoda" el excelente documental de Al Gore sobre el calentamiento global y sus temibles consecuencias para el equilibrio ecológico mundial. Si aún no lo han hecho, véanlo, se los recomiendo. Es muy útil para comprender mejor este fenómeno.

Lo que no decía el documental, ni anticiparon los científicos o periodistas especializados en temas ambientales, es que el calentamiento global, o sea el aumento de la temperatura planetaria, afectaría de tal manera a los conductores de vehículos que circulan por las calles de nuestras ciudades.
Por algún extraño proceso de la geofísica, en los últimos tiempos, la temperatura emocional de los motociclistas, automovilistas, y choferes de ónmibus y camiones, se ha elevado en forma exponencial.

Hablando en criollo, cuando la gente maneja se "calienta" de manera inexplicable.

El menor incidente de tránsito provoca una escalada de reacciones violentas y totalmente desproporcionadas.
El escalafón es mas o menos así: bocinazos, gritos, insultos, gestos obscenos, amenazas, agresiones, maniobras amedrentadoras, peleas y en casos extremos llega hasta a tiroteos con armas de fuego.
Toda esta locura disparada por el más mínimo detonante, basta que uno se demore un segundo de más en avanzar cuando el semáforo se pone verde o que se produzca una frenada en una bocacalle.

Recuerdo haber leído un slogan que refería que toda maniobra de tránsito era una oportunidad para un gesto de cortesía. Parece que cada vez hay más conductores que tienen otra versión: toda maniobra de tránsito es una oportunidad para un gesto de agresividad. Agresividad que, a mi entender, es hija de la frustración por llevar una vida que en vez de una bendición, les resulta un castigo.

El diario Clarín en su edición de ayer, refleja esta realidad y da algunas recomendaciones útiles para evitar enfrentamientos. Por mi parte, reconozco que las necesito:

- Salir con tiempo para no perder la calma.
- Ceder el paso a los ansiosos y agresivos.
- Mantener una distancia de seguridad con los demás vehículos.
- No tomar como algo personal las malas maniobras ajenas.
- No provocar ni caer en la provocación de otros.
- No responder a las agresiones.
- Evitar contacto visual con el violento y tratar de alejarse.

Ante el "calentamiento global" y con tanto virus dando vueltas, cuidémonos de no caer nosotros también en las garras de esta nueva epidemia: la "fiebre vehicular".
CLICK aquí para leer el artículo de Clarín.

viernes, 1 de mayo de 2009

Viernes de humor gráfico y reflexión. ¿Perdido yo?

La mayoría de los hombres somos reacios a reconocer que estamos perdidos. El orgullo nos impide aceptar que hemos abandonado el camino correcto. Aun cuando la demora en llegar a destino sea evidencia de que algo no anda bien, nos cuesta admitir que tomamos la ruta equivocada o que estamos girando en círculos y no logramos avanzar.

Como la cigüeña de la historieta, negamos nuestro error y aparentamos estar en control de la situación, aún cuando por dentro sabemos que solos no vamos a poder salir adelante. Aceptar que necesitamos ayuda y pedir el oportuno socorro nos puede evitar grandes inconvenientes, dolorosos fracasos y lamentables pérdidas de tiempo y esfuerzo.

Para no perdernos en la ruta hay tres recursos aconsejables. Cada uno de ellos tiene su parangón en la vida.

El primero es preguntar a alguien que conozca bien el camino, alguien que haya estado allí antes que nosotros. Es decir, buscar consejeros con experiencia.

El segundo es viajar siempre acompañado de un mapa de la zona. En mi experiencia, esto equivale a estudiar La Biblia como un plano que nos enseña los caminos que debemos tomar y aquellos que debemos evitar para llegar a destino.

En tercer lugar, no hay mejor recurso que el G.P.S. para saber con exactitud donde estamos parados y qué ruta es la más directa y despejada para seguir nuestro viaje. Recurrir a Dios, nuestro infalible G.P.S. (Guía Perfectamente Seguro) es la clave para retomar el rumbo cuando nos sentimos perdidos en los caminos de la vida.

martes, 28 de abril de 2009

Jugar es cosa de grandes

Dejar tu mente jugar es la mejor manera de resolver los problemas.
Bill Watterson

Por la basura de la foto del post de ayer, se me llenó el blog de moscas. Te desafío a matar diez en el menor tiempo posible. Tomá la palmeta con el botón derecho del mousse y luego hacé puntería con el cursor. Apretando el botón derecho les pegarás el golpe de gracia, si no se vuelan antes... El tiempo se detiene una vez que vuelves a colgar la palmeta. Dejame tu récord de tiempo en comentarios. No vale mentir.

CLICK AQUI PARA JUGAR
http://majman.net/fly_loader.html

Entre los problemas económicos, las candidaturas "testimoniales", la inseguridad, la crisis internacional, el dengue y la gripe porcina, si no nos distendemos un rato vamos a terminar todos siendo "carne de diván".
La clave para no volverse paranoico es tratar de ser como niños. No angustiarnos por el futuro sino disfrutar el presente con alegría. "No se preocupen por el día de mañana, porque mañana habrá tiempo para preocuparse. Cada día tiene bastante con sus propios problemas" (Jesús)

Jugar nos ayuda a volver a ser como niños. A disfrutar el momento. A distraernos. A descansar. Sin culpas. Sin obligaciones. Sin estrés. Solo por diversión.
El juego disminuye la tensión, las preocupaciones, despeja la mente, relaja, alegra el alma, facilita la interacción con los demás, deja aflorar la emoción... y lo mejor de todo ... nos hace reir.

La vida de "los grandes" no tiene por qué ser aburrida. Hagamos un alto en el camino, permitámonos ser un poco menos serios de vez en cuando y dediquemos tiempo para jugar y divertirnos.

Seguro que despertaremos al niño que fuimos y sonreirá a través de nuestros ojos de adulto.

lunes, 27 de abril de 2009

¿Qué hacemos con la basura?

La escena trascurre durante las horas de la noche, en un vecindario de mi ciudad. El protagonista, un señor bien vestido, bien comido, profesional él, sale de su casa con varias bolsas en la mano. Mira para todos lados , comprueba que nadie lo esté mirando, y cruza la calle raudamente.

Se dirige hacia el frente de un inmueble deshabitado, lindero a mi vivienda. Deja los residuos en la vereda ajena, y rápidamente desanda el camino hacia su hogar, feliz de haberse librado de esos residuos no habituales, que el servicio de recolección de basura retira en forma semanal.

Ha eliminado de su entorno más próximo la presencia siempre antiestética de los deshechos, el riesgo de la rotura de las bolsas y el potencial desparramo de la basura.

Lo que se dice un “trabajo bien hecho”. De no ser por un detalle. Yo lo estoy espiando por la ventana. El no lo sabe....todavía. Hasta que lea esta nota.

El problema de la basura como tema ecológico mundial, plantea el desafío de encontrar una solución responsable y que proteja el medio ambiente, al tratamiento de los millones de toneladas de residuos que generamos los habitantes de todo el planeta.

El problema de la basura como tema ético vecinal, plantea el desafío de encontrar una solución responsable y que proteja la vigencia de valores como el respeto y la solidaridad, al tratamiento de las dos o tres bolsitas de residuos que generamos a diario los habitantes de cada casa.
El primero es un tema de especialistas, el segundo es un tema de todos.

viernes, 24 de abril de 2009

Viernes de humor gráfico y reflexión. Competencia: ¿arma o herramienta?

La competencia es uno de los pilares del sistema capitalista. Compiten las empresas por una mayor porción del mercado, los empleados por un ascenso , los profesionales por captar más y mejores clientes, los canales de televisión por el rating, los deportistas por una medalla, y hasta los vecinos para ver quien tiene el auto más lindo y moderno de la cuadra.

No es algo malo en sí mismo, puesto que si hay una competencia a la que llamamos desleal, es porque existe una competencia leal. Puede ser un arma o una herramienta. Es una herramienta cuando tiene como objetivo la auto-superación. Se convierte en un arma cuando mi éxito supone la destrucción del otro.

El secreto para que la competencia sea algo positivo, es que debe estar sometida a los límites que le impone la ética. De lo contrario, si le dejamos el terreno libre para que ocupe el centro de la escena y sea la protagonista excluyente en el mundo de los negocios, se convierte en un monstruo voraz que termina devorándose nuestros principios hasta dejarnos desprovistos de todo sentimiento de misericodia o compasión.

Dios nos libre a los profesionales y empresarios cristianos, de convertirnos en ese modelo de hombre de negocios que busca el éxito a cualquier precio. Resuenan en mis oídos la voz de Jesús diciéndole a sus discípulos: “Entre ustedes no será así…”

En la sociedad en la que vivimos, competir es inevitable. Pero tenemos la libertad para elegir los recursos que utilizaremos y aun para retirarnos del campo de batalla si consideramos que en la partida no se están respetando nuestras reglas de juego.

Les propongo un nuevo paradigma: usar toda la creatividad que tenemos para pensar estrategias de negocios que nos permitan sacar a la competencia de la cancha un rato, para que entre a jugar esa vieja gloria de las relaciones humanas, últimamente relegada al banco de los suplentes: la querida y siempre efectiva, cooperación.
Dios les de una doble noche de viernes y un sábado eterno.

jueves, 23 de abril de 2009

Las miradas y visiones de Susan Boyle


Se llama Susan Boyle, y se ha convertido en un fenómeno mundial.

Hasta hace 10 días era una anónima vecina de un pequeño pueblo de Escocia. Con 47 años, soltera, desocupada y (seamos sinceros) una apariencia poco agraciada, su vida no parecía tener un futuro demasiado auspicioso.

Sin embargo, en lugar de quedarse en su casa quejándose por su suerte, se animó y decidió presentarse a un programa de televisión que viene a ser la versión inglesa de “Talento Argentino”, emitido el año pasado por TELEFE, en el cual buscan nuevos talentos para lanzarlos a la fama.

Las miradas de los demás decían que no tenía la apariencia de ser una candidata promisoria. Muy por el contrario. El jurado y la platea le hicieron sentir su desconfianza.
Pero ella, impulsada por la visión que la guiaba desde su corazón, siguió adelante, convencida de que cuando comenzara a cantar las primeras notas de la canción “Soñé que soñaba” todo cambiaría.
Vean el video. Ese momento fue algo mágico y conmovedor.

El inesperado éxito que tuvo su participación gracias a su voz maravillosa y lo sorprendente de su historia, hizo que este video esté a punto de ser el más visto en la historia de Internet, con más de 100 millones de visitas.

Dos lecciones para aprender. Una para cado lado del mostrador.

Cuando estemos en el rol de jurado de otros, dejarnos engañar por nuestros prejuicios podría hacernos perder la oportunidad de descubrir y disfrutar un talento increíble.

Cuando estemos en el escenario de la vida, animarnos a sacar de nuestro interior lo mejor de nosotros, contra viento y marea, seguros de que Dios ha puesto en todos, absolutamente en todos, un don especial. Único. Algo que puede darnos una nueva visión de nuestra vida y hacer felices a los que están a nuestro alrededor.

Todos somos estrellas por descubrir. Solo es necesario que nos animemos a mostrar nuestro don.

Clik aquí para ver el video
http://www.youtube.com/watch?v=bgY-aCaGzRI

Día del libro


Para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro.
Emily Dickinson (1830-1886)


Nunca le dí importancia a las efemérides. Siempre me parecieron antojadizas y arbitrarias. Por ejemplo, analicemos los seres vivos. Los animales tienen su día, el 29 de abril. El árbol también, el 29 de agosto. Y las plantas, no. ¿Por qué? Lo mismo pasa en el ámbito acuático. El agua tiene su día, el 22 de marzo. El mar también, el 1 de octubre. Y el río no. No es injusto?

Según Wikipedia en Argentina se ha establecido el 12 de julio como el tan mentado día del arquero. ¿Y el del marcador central para cuando? ¿porqué nos discriminan?

La verdad sea dicha: si vamos a celebrar el día de cuanto objeto o tema nos resulte atractivo no alcanzaría el calendario para tanto homenaje.
De aquí en adelante no esperen que vaya a hacer una nota por cada día conmemorativo, porque de lo contrario se verán defraudados. El que avisa no traiciona.

Pero haber descubierto que ayer fue el día de la Tierra y hoy el del libro, me resultó interesante. Sinceramente, desconocía la existencia de ambas celebraciones y entre tanto día sin sentido, (sin ir más lejos, el mismo 12 de julio hay quienes celebran el día sin ropar interior!) por la importancia de dichos elementos me parece que merecían un festejo especial.

Rindámosle pues un emotivo homenaje a los libros que nos han hecho reír, llorar, pensar, viajar, aprender, emocionar, soñar, sufrir, disfrutar, crecer, divertir, enojar, enamorar, imaginar, colorear, dibujar, y toda otra actividad inherente a nuestra humanidad. Haciéndolo extensivo a sus autores, por supuesto.

Y una mención especial al Libro de los Libros, la Biblia, el único libro que al ser leído con fe, cobra vida, escucha nuestras preguntas y nos da todas las respuestas.
Haciéndola extensiva a sus autores y a su Inspirador, por supuesto.

http://es.wikipedia.org/wiki/12_de_julio

Nota del Autor: Les propongo participar del homenaje compartiendo un comentario para mencionar uno o más libros que recuerdan con cariño.

miércoles, 22 de abril de 2009

Día Mundial del Planeta Tierra


La Tierra no es herencia de nuestros padres
sino un préstamo de nuestros hijos.


El lema ecologista "Pensemos globalmente, actuemos localmente" es un gran desafío para los cristianos de todo el mundo.
La protección del medio ambiente es una bandera que debemos levantar para ser hallados buenos administradores de la Creación.
¡Feliz día, Tierra! Y ante todo, nuestro mayor reconocimiento y enorme gratitud para su Creador.

viernes, 17 de abril de 2009

Viernes de humor gráfico y reflexión. "Lo voy a hacer solo una vez"

Decidí que los fines de semana voy a incluir una imágen risueña o un chiste gráfico para distendernos un poco. Igual, no se relajen demasiado que viene con moraleja.


A diferencia de lo que pasa con los terroristas suicidas de la historieta, cuando por estos lados del mundo usamos la frase "Lo voy a hacer solo una vez" es porque estamos buscando una excusa para decidirnos a hacer algo que no coincide con nuestros principios, que sabemos que puede causarnos problemas, pero que tenemos ganas de hacer.

La usan los chicos ante la travesura infantil de robar caramelos en un kiosco, hasta los adultos que "toman prestado" dinero ajeno de una cuenta que está bajo su administración, para tapar un hueco y, si todo va bien, reponerlo más tarde.

La usan los adolescentes a la hora de escaparse del colegio sin que se enteren sus padres, hasta el hombre y la mujer, ya casados, cuando quieren hacerse una "escapada" en agradable compañía, sin que se entere su esposa o su marido.

Quizás la usaste para fumar aquel primer cigarrillo que ya nunca pudiste dejar, y hasta para probar en una fiesta un "cóctel" que te ofrece un "amigo" de esos que nunca faltan.

"Lo voy a hacer solo una vez" es, generalmente, abrir una puerta que puede resultar tentadora, pero que te lleva a un lugar extremadamente peligroso.
Es dar el primer paso en la dirección equivocada. Es tomar un camino que puede llevarte a la autodestrucción.

La próxima vez, antes de decidirte a hacer algo que amenace tu integridad física y espitirual "solo por una vez", pensalo mejor.
Quizás llegues a la conclusión de que lo mejor es no hacerlo nunca.

Dios les de una doble noche de viernes y un sábado eterno.

jueves, 16 de abril de 2009

¡Viva la Pepa!

- ¡Esto es un viva la pepa! dicen mis vecinas cuando leen en el diario quienes serían los candidatos del oficialismo a diputados nacionales por la Provincia de Buenos Aires: un santacruceño que solo vivió en esta jurisdicción eventualmente en ocasión de ser Presidente de la Nación y el actual Gobernador, al que ni se le pasa por la cabeza renunciar para asumir el cargo por el que se propone.

- Esto es un viva la pepa! dicen mis vecinas cuando el tránsito es un desastre, cuando los delincuentes no cumplen las condenas, o cuando los pibes que salen de los boliches provocan destrozos en la vía pública sin contención alguna.

En el uso coloquial, el término "viva la pepa" es sinónimo de descontrol, desorden, abuso, anomia o anarquía. Pero en su origen significaba todo lo contrario

La frase original era: "¡Viva la Pepa!" (con mayúscula) y no era el grito de alegría de un buscador de oro.

La historia cuenta que el 19 de marzo de 1812, festividad de San José, los liberales españoles proclamaron su adhesión a la Constitución de Cádiz, que eliminaba el absolutismo de la monarquía, establecía el sufragio, la libertad de imprenta y abolía la inquisición, entre otras conquistas. Dos años más tarde la monarquía española recuperó sus poderes absolutos y no solo abolió la Constitución de Cádiz sino que prohibió que se la mencionara y, mucho menos, que se le vivara.
El ingenio popular, dado que la Constitución había nacido el día de San José y que el apodo de José es "Pepe", rebautizó la Constitución liberal como "la Pepa" y, de esta manera, podían aclamarla sin incumplir las ordenanzas reales. "Viva la Pepa" se convirtió en el primer lema político de la edad contemporánea en defensa de la república y la Constitución.

La Constitución Nacional es la norma superior de nuestro ordenamiento jurídico, y su observancia es lo único que nos asegura vivir en un Estado de Derecho. En su artículo 73 al establecer las inhabilitaciones a los cargos legislativos dice nada más y nada menos que esto: "Los eclesiásticos regulares no pueden ser miembros del Congreso, ni los gobernadores de provincia por la de su mando". A mi me queda clarísimo. Parece que a Nestor y a Daniel, no.

Para que esta tierra no sea un "viva la pepa"...que "¡Viva la Constitución!"
Es nuestro deber ciudadano conocerla, respetarla, defenderla y hacerla cumplir.

miércoles, 15 de abril de 2009

¿El fin justifica "los medios"? o El espejo de la TV deforma



Siempre recuerdo con nostalgia aquellos viejos parques de diversiones, en los cuales los niños nos parábamos frente a distintas clases de espejos que deformaban nuestra imágen para reírnos un rato.
Algunos nos hacían altos y flaquitos. Otros, bien anchos y bajitos. Otros, muy cabezones. No faltará el maledicente que en este momento estará diciendo que en este último caso yo me encontraba frente a un espejo normal...
En fin, lo cierto es que en mi niñez, los espejos deformantes eran una verdadera atracción.

Han pasado cuarenta años y ahora en vez de mirarme en espejos mágicos, prendo el televisor. Cuando después de hacer zapping un rato me quejo por la pésima calidad de la programación de los canales de aire, sus responsables me contestan que ellos no tienen nada que ver, que los medios de comunicación no hacen otra cosa que reflejar la realidad. Así que si no me gusta lo que veo, la culpa no la tienen ellos sino la realidad. Que me la banque o que cambie de canal.
No me la banco, pongo TyC Sports, y mientras miro, resignado, un apasionante "Defensores de Cambaceres contra Barracas Central", pienso:

Lo que nos han ofrecido en los últimos años Jorge Rial, Marcelo Tinelli, Chiche Gelblung, Beto Casela, Viviana Canosa, Rolando Graña, Gran Hermano, Policías en Acción, Cárceles, etc, etc, etc, son espejos que nos están devolviendo una imagen distorsionada de la realidad.

No lo digo porque lo que muestran no sea real, sino porque en la decisión de qué mostrar, eligen reflejar lo peor de nosotros. Lo más indigno, lo más decadente, lo más patético, lo más banal.

Ya sabemos que su objetivo final es entretener. Pero en la tele, como en la vida, el fin no justifica los medios. Máxime cuando por definición, un medio de comunicación masivo con tanta penetración cultural como la televisión, termina retro-alimentando la realidad con aquellos valores y mensajes que instala como estándares aceptables. Más aun en las vulnerables mentes de los menores de edad que miran la T.V. sin la presencia de adultos que los ayuden a decodificar lo que están viendo.
Los chicos (y muchos grandes también) terminan reflejando la realidad de los medios.

Los espejos de los parques de diversiones eran un juego inocente, divertido y que costaba poco.
Los espejos de la televisión actual se han convertido en un juego perverso, aburrido y que nos costará mucho.

Gol de Cambaceres! 1 a 0. Se viene a la carga Barracas...

martes, 14 de abril de 2009

El fútbol, la ruta y la vida


"Dime cómo conduces tu auto y te diré cómo eres" Juan Manuel Fangio

"Se juega como se vive" es un viejo axioma que los aficionados a filosofar sobre el fútbol y sus implicancias culturales acostumbramos a repetir. La tesis propone que la indiosincracia y los rasgos culturales más típicos de los pueblos se transmiten a la forma de jugar y sentir el fútbol.

En mérito a la globalización del mercado de pases, los equipos de ligas locales se han convertido en combinados mundiales, con jugadores de distintos orígenes, por lo que esta hipótesis solo se puede comprobar en los seleccionados nacionales.

Los brasileños tienen un juego alegre, vistoso, divertido y relajado.
Los alemanes juegan en forma ordenada, austera, estructurada y perseverante.
Los ingleses tienen a la practicidad, la sobriedad y la efectividad como objetivos de su juego.
Los italianos presentan un fútbol agerrido, apasionado y enjundioso.
Y los argentinos? Los argentinos jugamos con bravura, con coraje, pero en forma individualista, dependemos de la genialidad de alguna figura, siempre esperamos que nos salve el talento de un iluminado y confiamos en la improvisación.

Quizás algún lector no coincida con mis apreciaciones y espero que me lo hagan saber en sus comentarios, así discutimos un rato sobre fútbol, actividad que me gusta mucho hacer, aunque no tanto como jugarlo.

A donde vamos con esta perorata? Les cuento. El día domingo, luego de los feriados de Semana Santa, volviendo de la costa atlántica juntamente con miles de argentinos, descubrí que este postulado puede ser extendido a otra actividad: la conducción de automóviles. En la ruta, los rasgos de nuestra personalidad se trasuntan en nuestra forma de manejar."Se maneja como se vive"

Los orgullosos que se creen más que el resto de los mortales, abandonan la fila india de vehículos para tomar la mano contraria a toda velocidad sin pensar en las consecuencias.
Los egoístas que priorizan sus objetivos por sobre el de los otros, no tienen reparos en tirarle el auto encima a los conductores prudentes, con tal de llegar 20 minutos antes a destino.
Los inescrupulosos que creen estar por encima del bien y del mal, manejan sin tener en cuenta ninguna regla ni señal de tránsito.
Los materialistas que solo aprecian aquello que puede contabilizarse económicamente, no le dan valor alguno a sus vidas ni a las de los demás, haciendo maniobras suicidas sin remordimientos de conciencia.
Los arrogantes que se creen dioses inmortales, conducen sus autos con la misma necedad con la que conducen sus vidas.